12654228_1033048820072322_8546719475303310117_n

EL ORIGEN DE LAS FONDAS EN MÉXICO

18 febrero, 2016

 

La mayoría de los mexicanos hemos comido en una fonda y muchos lo hacemos de manera habitual por distintas cuestiones que tienen que ver con el factor calidad-precio, y porque además es un deleite comer una rica comida tipo casero en medio de la jornada laboral. ¿Te has preguntado de dónde viene el concepto de fonda y de la famosa comida corrida? Aquí te dejo valiosa información.

Una fonda es un tipo de establecimiento de hostelería. En principio, el origen de la palabra está en el griego πανδοχεῖον (albergue), después pasó al árabe como funduq, posteriormente una variación marroquí lo dejó enfendeq que se actualizó a fondac.

En México la fonda es un pequeño restaurante económico, normalmente atendido por el propietario, se le conoce también como cocina económica. Se diferencia de los restaurantes y cafeterías porque en ella la comida se ofrece bajo el esquema de “comida corrida” que consiste en tres platillos. Estos platillos son llamados “tiempos” inspirados en tres tiempos de las corridas de toros (de ahí su nombre) aunque a últimas fechas la interpretación de esta palabra es que “En las comidas corridas uno no puede (o no debe) hacer sobremesa. Así que uno come rápido y de corrido.”

Otra versión dice que la palabra comida corrida tiene su origen durante la época del Porfiriato, cuando los mineros y obreros tenían sólo unos cuantos minutos para comer y por esa razón tenían que correr por su comida si no querían llegar tarde para terminar su jornada laboral.
Las versiones son diversas pero el menú en todas ellas es similar.
El primer tiempo es una entrada caldosa (sopa “aguada” de pasta, consomé (caldo) generalmente de pollo o res), el segundo tiempo un plato seco (arroz, alguna pasta como espagueti o una ensalada de verduras) y el tercer tiempo es un plato fuerte del cual se ofrecen tres o cuatro opciones sin que falten los omnipotentes y nutritivos frijoles. Todo esto va acompañado de pan blanco o tortillas de maíz. También existe el postre, aunque éste no está considerado dentro de los tiempos ya que se considera una cortesía de la casa y consiste regularmente en fruta o gelatina y ofrecen para beber un agua de sabor endulzada, por lo regular de jamaica o limón, son las más comunes.

Las fondas suelen también vender comida que no está en el “menú del día”, casi siempre platillos de comida rápida regional (los llamados antojitos). A pesar del bajo precio de una comida corrida, los platillos ofrecidos son normalmente muy elaborados y provenientes de la gastronomía mexicana.
Existe un notorio sesgo de género en el concepto de fonda en México, pues éstas son principalmente negocios urbanos encabezados por una o más mujeres (frecuentemente de una misma familia). Los negocios de comida económica atendidos por hombres suelen ser en su mayoría puestos callejeros o especializados solo en ciertos tipos de alimentos (taquerías). Debido a esto las fondas tienen la imagen de proveer comida “casera” (y económica), pues dicho tipo de comida era hecho tradicionalmente por las mujeres.
La gente que acostumbra consumir este tipo de comida es la clase trabajadora en México, porque buscan una comida completa como la que preparan en su casa pero a un precio accesible para alimentarse durante la jornada laboral.
Según afirma Clementina Díaz y de Ovando en su Libro Los cafés en México en el siglo XIX, cualquier establecimiento que ofreciera comida elaborada era llamado fonda, sin importar la calidad o costo de la misma, y es a mediados del siglo XIX, con la influencia francesa e inglesa, que los lugares de mayores pretensiones se empezaron a llamar Bares, Cafés o Restaurantes, dejando a los más económicos el título de fonda.
Hoy en día muchas fondas ofrecen verdaderos deleites de la gastronomía mexicana, comida sencilla, sin pretensiones, de gran sabor y calidad en donde el producto es el factor fundamental.
Fuente: Wikipedia.

No Comments

Post a Comment

::frescota::