12644823_1029438370433367_166427965443847387_n

DIA DE LA CANDELARIA Y TAMALES EN MEXICO

18 febrero, 2016

En México es costumbre que a quien le tocó el muñequito en la rosca de reyes que se parte el día 6 de enero, le tocará hacer los tamales el siguiente 2 de febrero que se celebra el día de la candelaria.
Pero, ¿sabes tu de dónde viene esta tradición y por qué la costumbre de comer tamales?
Te comparto valiosa información al respecto que recopilé en distintas fuentes.

Día de la Candelaria

En México esta tradición es una mezcla de costumbres europeas y prehispánicas.
La Fiesta de Nuestra Señora de la Candelaria o Fiesta de la luz, es una fiesta popular celebrada por los católicos en honor a la virgen aparecida en Tenerife, al suroeste de España a principios del siglo X. Tiene lugar el 2 de febrero, Día de la Candelaria y en algunos lugares (Canarias, Campillos, Palencia…) se extiende durante varios días generalmente por ser la patrona del lugar.
En México, para el Día de la Candelaria se acostumbra que quien obtuvo el niño oculto en la rosca de reyes, haga una fiesta (tradicionalmente con tamales y atole, ambos productos de maíz).

Esta tradición tiene raíces prehispánicas; en muchos pueblos los habitantes llevan a la iglesia mazorcas para que sean bendecidas a fin de sembrar sus granos en el ciclo agrícola que inicia, pues el 2 de febrero coincide con el undécimo día del primer mes del antiguo calendario azteca. Cuando se celebraba a algunos dioses Tlaloques, según fray Bernardino de Sahagún.
En el centro de México se acostumbra vestir al niño Dios del nacimiento navideño y llevarlo a oír misa, después de lo cual, es colocado en un nicho donde permanecerá el resto del año.

LOS PLATILLOS
Durante esta celebración se acostumbra comer tamales, alimento que data de la época precolombina y que forma parte de la dieta de los mexicanos.
Pueden servirse calientes y hay una gran cantidad de sabores: rajas con queso, verdes, mole con pollo o carne de puerco y dulce. Tradicionalmente se degustan con atole de distintos sabores o café.
La mayoría de los mexicanos come tamales durante el transcurso del año, pero el Día de la Candelaria representa una fecha especial para ello. Después de la misa de bendición del Niño Dios se retorna a casa para celebrar el acontecimiento con tamales y atole.
El fraile español Bernardino de Sahagún, en sus escritos, se refiere a la gran variedad de tamales que se podían encontrar en los mercados de aquel entonces y que, incluso, estaban presentes en los banquetes del emperador Moctezuma.
Esta comida tiene mucha influencia azteca. En aquel entonces los tamales los rellenaban con chile dulce, tomate y semillas de zapallo molidas, mezcladas a las carnes de faisanes, codornices y pavos.
Se preparaban con semillas de ayote o zapallo molidas, tomate, miel de abeja y caracoles. Para esto utilizaban carnes de xulo o perro mudo, tepezcuintle, chompipe y venado y los envolvían en hojas de plátano o maíz.
Tras la llegada de los españoles, se les agregaron ingredientes traídos de Europa: garbanzos, arroz, aceitunas, alcaparras, pasas y ciruelas. Por lo tanto, el tamal preparado en familia es una mezcla entre lo prehispánico y lo español. Sin embargo, hoy día se degustan regularmente ya sean solos o en torta (se utiliza el bolillo o el birote).

No Comments

Post a Comment

::frescota::