12715222_1040755809301623_7749416485539709714_n

EL DESAYUNO, EL ALIMENTO MÁS IMPORTANTE DEL DÍA

23 febrero, 2016

El desayuno es una de las tres comidas del día en la rutina de cualquier persona y es altamente recomendado por todos los expertos en nutrición así como los médicos por considerarlo la comida más importante del día en la cual la persona obtiene la energía y nutrimentos que le servirán para el resto del día.
Además, el desayuno es sumamente importante debido a que es la primera ingesta que realiza la persona luego de haber estado un número de horas en reposo al dormir, durante este periodo de tiempo los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre son muy bajos. El cuerpo después de no comer por 8 a 10 horas esta prácticamente vacío. Al desayunar se rompe este ayuno y los niveles de glucosa nuevamente se nivelan dándole la energía al cuerpo que necesita para su adecuado funcionamiento.

Energía para el cerebro
El cerebro se alimenta de glucosa pero no tiene la capacidad de almacenarla. Se tiene mayor y mejor concentración cuando has desayunado. Si tienes un trabajo importante que hacer en la mañana, asegúrate de comer bien para que tu cerebro tenga un mejor desempeño.

Energía para los músculos
La glucosa también alimenta los músculos, por lo que te sientes menos cansado y con más energía en general cuando desayunas.

Es importante comer un desayuno nutritivo y saludable que contenga granos, ya que su digestión es de forma uniforme y mantiene tus niveles de energía durante todo el día. Comer donas y/o productos azucarados te dará un pico de glucosa, (mucha energía) seguida por una gran caída, (te sentirás cansado casi de inmediato). Vas a tener hambre de nuevo y volverás a comer azúcar ganando así más peso.

Comer el desayuno te da energía, aumentando la actividad física durante el día.

Saltarse el desayuno está asociado con la disminución de la actividad física.
La consecuencia es la pérdida de tono muscular y un cerebro que, en vez de ocuparse de sus funciones intelectuales, se pasa la mañana activando el sistema de emergencia para obtener combustible y alimento.

¿Cómo afecta eso nuestro peso?

Al comenzar el día ayunando, se pone en marcha una estrategia de ahorro energético, por lo cual el metabolismo disminuye. El cerebro no sabe si el ayuno será por unas horas o por unos días, así que toma las medidas restrictivas más severas.

Por eso, si la persona decide luego comer, la comida será aceptada como excedente, se desviará hacia el almacén de ‘grasa de reserva’ y la persona engordará.

La razón de que los músculos sean los primeros utilizados como combustible de reserva en el ayuno matutino se debe a que en las horas de la mañana predomina la hormona cortisol que estimula la destrucción de las proteínas musculares y su conversión en glucosa.

Así que ya lo sabes, ahora… nunca más salgas sin desayunar, tu organismo te lo agradecerá y te compensará con mayor salud, misma que podrás disfrutar viviendo más tiempo y sano para que convivas con tus seres queridos.

Desayunado temprano, llevarás energía suficiente misma que te ayudará a que tu mente sea más ágil, tus pensamientos más espontáneos, tu cuerpo más relajado, con mayor facilidad de movimiento y por lógica…
te estresarás menos.

Fuente:
Dra. Daniela Jakubowic (Endocrinóloga)

No Comments

Post a Comment

::frescota::